Bebés

Cuando se ha llegado a la semana 34 la madre comienza a prepararse para sentir el cambio, la cabeza de su bebé mide apróximadamente 10 cm y su cavidad pelvica del sacro tiene capacidad para que el bebé encaje su cabeza, solo tiene que buscar esa posición, la madre lo notara, porque su "panza" bajará y ella tendrá tendencia a inclinarse hacia adelante, a cambiado la noción del equilibrio, las fuerzas de la física se han modificado. Si ésto no sucede entre la semana 36 y la 40 la madre tendrá que buscar ayuda, o invierte su cuerpo, hace el pino ayudada, por dos personas fuertes, que la sostengan de las piernas, o hace la posición de la vela del yoga, o la parada de cabeza. Sino, se le puede prácticar el masaje de giro, que deberá hacerlo una matrona cualificada, muy experimentada, por los riesgos que conlleva.

La Medicina Tradicional China hace miles de años, que en ésta situación, logra hacer girar al bebé con la Moxibustión y la Acupuntura. Activando unos pundo que le dan la orden al feto, relajan el Útero y hacen que se dé la inversión. No tiene contraindicaciones, efectos secundarios, adversos, es inocúo.

 

Tlfs.: 976 48 73 89 / 606 58 72 33 | email: info@saludorientalzgz.es

Copyright © 2019 - Salud Oriental ZGZ - Todos los derechos reservados.

Desarrollado por Innova Networks